01_camino_vocacional_experiencias_201503-experiencias-circuloCollage-Taller-AraozSan-Isidro-Collage-2
Experiencias
“Me encanto cuando llegué por primera vez y vi que había colchonetas, mantitas y almohadones. Desde esa primera vez que nos acostamos, nos imaginamos cosas, y éramos un grupo, todos en la misma, supe que iban a pasarme muchas cosas por la cabeza. Pude ponerme a pensar cosas que nunca hubiera imaginado y la verdad es que lo disfrute y me divertí mucho. Me encantaron todas las dinámicas y me dan ganas de seguir viniendo. Ahora me intriga saber que voy a poder sacar de estos encuentros en cuanto a la carrera. Gracias por todo.”
Victoria (17 años, Colegio Michael Hamm)

“Me gustó mucho esta experiencia. Me gusto que sea grupal porque me cuesta más estar sola. Me pareció interesante y me ayudó mucho, me hizo muy bien. Me sentí muy cómoda, todas muy buena onda y los chicos también. Me gusto que no sean todos test que me parecen aburridos, me gusta la combinación con las otras actividades. La verdad lo termino muy contenta de haberlo hecho.”
Valentina (18 años, Colegio Santa Inés)

“Fue raro, muchas cosas no entendía de que servían o de que les iba a servir a las chicas para ayudarme a encontrar lo que puedo estudiar. No fue largo, se me paso rápido, ya estaba viniendo y me daba cuenta de que me quedaba solo un encuentro, sesión o como quieran llamarlo. Al principio no quería hacerlo grupal porque pensé que era mejor hacerlo de uno, pero así es más divertido. Lo único que me quedé con ganas de que se forme más relación con el grupo, pero a pesar de todo me voy contento. Muy rico los caramelos, y recomendación compren hojas con renglones porque escribir en hoja lisa me está cansando.”
Pablo (17 años, Colegio San Esteban)

“Apenas empezó estaba con muchas ganas, pero por otro lado no estaba completamente convencido por mi inseguridad y timidez. Las actividades me gustaron mucho, y sabía que eran buenas para mí. Me sirvió mucho para conocerme a mí mismo, pero no puedo esperar a leer el informe. Hubo mucha buena onda por parte de todos.”
Franco (17 años, Colegio Arrayanes)

“Me gustó la buena onda que le ponían todos a la hora de hacer los ejercicios, las dinámicas. Además eran actividades muy interesantes y divertidas para hacer. Se me pasaron muy rápido los dos meses que duró, hubiera estado bueno que dure más tiempo. La pasé muy bien porque me sentí cómoda y además las dos horas se me pasaban volando. Siento que a medida que lo hacía iba encaminando mis ideas de carreras hacia ciertas opciones en particular pero después de un tiempo me di cuenta que las carreras que yo consideraba quizá no eran las que en serio me gustaban (porque fui averiguando sobre ellas y hablando con gente que estudió esas cosas). Fue una linda experiencia y me ayudó a descartar opciones en cuanto a la vocación, todavía espero lograr tener mi decisión hecha en cuanto a lo que quiero estudiar.”
Camila (17 años, Colegio St. Johns)

“La actividad me gustó mucho, me pareció dinámica y entretenida, hubo algunas actividades que no entendí muy bien el propósito, como de los títeres. Más allá de eso la pasé muy bien y me gustó haberlo podido hacer.”
Manuel (17 años, Colegio Nuevo de las Lomas)

“Me gustó la actividad, me hubiese gustado que sea a las seis en vez de a las siete. Me sirvió mucho y movilizó también. Aprendí cosas sobre mí que no sabía. Me hubiese gustado que no sea tan estructurado. Y siento como que no puedo decir más cosas porque falta la parte más importante que es la devolución donde seguramente me conozca más y se movilicen más cosas.”
Isabella (17 años, Colegio San Andrés )

“Camino Vocacional a mí me encantó, me parecen super interesantes las cosas que hacemos acá, es una experiencia única, haces cosas que no creo hacer de nuevo porque son muy particulares. Me divertí mucho tanto con los ejercicios como con las que personas que conocí gracias a estos encuentros, así que gracias por permitirme esta experiencia única en la vida. Ojalá todas las personas que lo necesiten o quieran puedan hacer lo que hice yo acá, pienso que aprendí cosas de mí misma de una manera linda y divertida. ¡Muchas gracias!. Besos a las tres.”
Agnes (17 años, Colegio Misericordia de Devoto)

“Me gustó muchísimo, es muy divertido y dinámico, se hacen cosas bastante copadas, me gustó mucho el ambiente que hubo, se me pasó volando, siento que el lunes pasado fue la primera reunión. Estoy muy ansioso por los resultados. La pasé muy bien porque pude ver cosas adentro mío y entender otras.”
Simón (18 años, Colegio Nuevo Guido Spano)

“Me gustó mucho, se me pasó super rápido, tal vez agregaría más días, siempre hubo buena onda, buen clima aunque al principio nos daba más vergüenza estábamos todos por lo mismo y con los días nos fuimos aflojando. Personalmente me sentí muy cómoda, gracias.”
Camila (Colegio Nuevo Las Lomas)

“Me pareció muy interesante porque la verdad que las actividades que se desarrollaron fueron muy diferentes a lo que pensaba, pero en general me parecieron que me sirvieron bastante. Me pareció muy interesante la actividad de hablar sobre una noticia del diario como también la de elegir las carreras que más me gustaban. Me sorprendió mucho la película que vimos y me divirtió mucho el teatro que hicimos. Me costó igualmente conectarme con el tema de los sueños que tal vez me hubiese servido. Me parece que los encuentros se llevaron adelante muy bien, que el tiempo fue justo y adecuado.”
Felipe (16 años, Colegio Newman)

Lo disfruté mucho, creo que se analizan cosas que en general nadie toma en cuenta y son muy importantes. Sabiendo también que estamos en una edad complicada donde hay que tomar muchas decisiones importantes, supieron apoyarnos y entendernos con amor y calidez. Creo que se armó un grupo muy lindo y que todos pudimos disfrutar de él. Me sentí muy acompañada y eso, al fin y al cabo, es lo más importante.”
Florencia (21 años, Colegio Learning Proyecto Integral)

“Me pareció muy bueno, lo recomendé y todo. La verdad que me encantó, lo cual me sorprendió un poco. Me gustó mucho tener un espacio así, donde podes decir lo que pensás y usas la intuición, también está bueno compartirlo con otras personas. Yo creo que me llevé muy bien con Cami y Flor, que aunque son más grandes, me entienden en algunos aspectos. Es como que todos tenemos cosas buenas y malas, y también grises, y aunque no parezca está bueno compartirlas con otras personas que se pueden sentir igual, o parecido. Además aprendés también de los demás. El taller se me hizo corto, o sea que se me pasó rápido. A mi, personalmente, me gustaría seguir viniendo porque me gusta ser escuchada de esta manera y hacer cosas divertidas e instructivas con gente a que no veo 9 hs por día, 8 meses al año. Me gustó mucho y si lo tuviera que hacer de nuevo, lo haría de una.”
Martina (16 años, Colegio Pestalozzi)

“Fue una muy linda experiencia para mí, aprendí cosas nuevas, conocí gente nueva y la pasé muy bien. Se me pasó muy rápido, pero fue porque me perdí dos encuentros, en los cuales me hubiese gustado haber estado. Siento igual que hoy no encontré nada nuevo en mí, pero es porque estoy bastante perdida, cegada y negada (en cuanto a mi vocación). Sí aprendí cosas mías, cómo interactúo con gente nueva, cosa que nunca supe cómo iba a ser: yo o la gente en cuanto a mí. La gente muy divina, las que nos guiaron, cada una con sus cualidades lo cual lo hizo muy dinámico y entretenido. Me sentí escuchada y atendida, se siente el cariño y pasión de todas.”
Camille (17 años, Colegio Moorlands)

“Lo positivo: muy llevadero, dinámico, variado, ambiente positivo, alto nivel de interacción, atención personalizada, distendido, motivador, alta directora del programa.
Lo negativo: me hubiera gustado que durara más.”
Giusse (17 años, Colegio North Lands)

“Apenas empezó estaba con muchas ganas, pero por otro lado no estaba completamente convencido por mi inseguridad y timidez. Las actividades me gustaron mucho, y sabía que eran buenas para mí. Me sirvió mucho para conocerme a mí mismo, pero no puedo esperar a leer el informe! Hubo mucha buena onda por parte de todos.”
Franco (17 años, Colegio Arrayanes)

“Esta actividad está buena para hacer catarsis uno mismo, yo creo que a mí me sirvió para eso, pero todavía me falta encontrar en mi interior cuáles son mis vocaciones. Las últimas actividades donde nos conectábamos con otros fueron medio intimidantes, pero creo que ustedes ya lo saben. Cuando no conozco a esa persona o solo la vi muy pocas veces, no me gusta contarle mis cosas íntimas, aunque sea a través de los ojos. Las actividades que me parecieron geniales y de las que hay que hacer más, son aquellas donde nos acostábamos a pensar, alucinar, imaginar, etc. Hay que agregar más de esas!”.
Francisca (17 años, Pilgrims)

”Estoy muy contento con haber participado, aunque en principio pensaba que no me iba a servir y aparte de que era una fiaca ir todos los jueves, pero cuando empecé a ir me divertía bastante en los trabajos en el salón (no los de reescribir el texto y esas cosas) y también creo que la pase muy bien por el grupo que me tocó los cuales fueron todos muy copados como también los profesores que le daban un aura de alegría y le ponían la mejor onda al taller. En fin, creo que fue una gran experiencia y la voy a super recomendar”.
Gonzalo (18 años, Southern Cross)

“Camino vocacional me ayudó mucho a conocer los detalles más escondidos de mi personalidad, me dio tips para lograr entrar en sintonía conmigo misma y reconocer qué necesito hacer para llevar una vida más en contacto con mi persona. Desde un principio me dijeron que yo sola a lo largo de los encuentros iba a terminar encontrando la carrera que fuera ideal para mí, finalmente después de mucho pensarlo encontré esa carrera que me generaba nervios y alegría porque realmente sentí que era para mí y que ésta llenaba mucho de mi personalidad y trabajaba con los aspectos que yo aprecio como los más importantes.”
Josefina (17 años, San Andrés)

“La experiencia que me llevo de Camino Vocacional es que no fue una orientación vocacional común. Me gustó que haya actividades grupales, el poder conocer personas que por ahí nunca más en la vida vuelvo a ver. También me encantó poder conectar mi adentro con el verdadero yo, ver qué cosas me gustan y cuáles no y elegir desde ese lugar. Llegué un poco confundida con que quería estudiar pero con el tiempo me fui dando cuenta de cuál era mi camino. Creo que es una decisión difícil de tomar, pero que si verdaderamente te conectás con vos, la respuesta sale sola. Además las psicólogas que te ayudan y te acompañan son divinas, están atentas constantemente si necesitás algo, tanto adentro como afuera de los encuentros. Yo me llevo una experiencia re linda de todo esto, no solo me ayudo a elegir lo que quiero sino también ver cosas de mi misma que generalmente no veo. Todo el curso cierra con un informe que resalta todas tus virtudes y aspectos tuyos que tal vez no notás y te hacen sentir orgulloso de vos mismo.”
Macarena (17 años, Southern Cross)

“Mi experiencia en el taller de Camino Vocacional fue de encuentro, comprensión y empatía; no necesariamente con mis compañeros (aunque la hubo), sino conmigo mismo, que era algo de lo que carecía en gran medida. Las prácticas hicieron que mi mente trabajara de una manera muy similar a como cuando era niño. Libre. Pero enfocada. En la lectura de mi informe final pude apreciar algunas revelaciones que, si bien yo era consciente de algunas de ellas, no terminaba de entender cómo aplicarlas.
Conocerme más a mí mismo hizo que los dilemas de la vida me fueran mucho más simples. Ya que gran parte de ellos provenían de mi distracción o falta de enfoque. Al querer abarcar un espectro tan amplio, no podía ver claramente. Ahora discierno mejor al tener más clara (y cerca) mi esencia.”
Juan (25 años, Escuela Rudolf Steiner)

“Encontré un espacio para reflexionar y conocerme a mí misma. Muy linda experiencia”.
Azul

“Camino Vocacional no fue solo un lugar al que fui para que sugiera opciones de mi carrera sino también un momento en la semana en el cual me despejé y me alejé de todo lo que cargaba en la semana. Sin embargo, me hubiese gustado que durara algunos encuentros más para afianzar el vínculo entre nosotros y así realmente llevarme 13 amigos y no 13 conocidos, más allá de que algunos sean más cercanos que otros.”
Guillermo (17 años, Colegio St. John´s)

“La verdad es que me gustó bastante hacer este “Camino Vocacional”, porque fue una nueva experiencia para mí. Me gustaron todas las actividades que fuimos haciendo. También me gustó lo de los sueños porque hace mucho que no soñaba y desde que empecé este curso me acordé casi todos los días hasta hoy de mis sueños. Les agradezco por darme esta oportunidad y experiencia tan buena y linda.”
Juani (18 años, Escuela Rudolf Steiner)

“Mi experiencia de esta actividad es que la disfruté compartiendo momentos con los demás chicos y psicólogas. Me dieron la posibilidad de conocerme, abrirme y disfrutar. Al principio me costaba pero cada vez me hacía más feliz y quería estar en cada clase. Es un momento que nunca voy a olvidar y quiero agradecer a todos por el espacio y poder sacarme una sonrisa.”
Felipe (17 años, Colegio Learning Proyecto Integral)

“Disfruté mucho, me llenó de incertidumbres pero también respondió muchas de mis preguntas. Hubo actividades que me gustaron más que otras, que me costaron más que otras pero tratar de dar siempre mi cien por ciento y creo que lo logré. Me pareció una experiencia muy buena y sin dudas no me arrepiento de haber atravesado este camino. La mayoría del tiempo me encontraba conmigo misma, con mi ser, pero esos momentos en lo que no lo logré me frustré mucho. Aprovecho este espacio para decirle gracias a todas, la pasé muy bien y en todo momento me sentí acompañada. La gran certeza que me llevo del taller es que más allá de todo mi principal objetivo es ser feliz y compartir mi felicidad con los que me rodean día a día.”
Silvina (17 años, Colegio St. John´s )

“La verdad fue una experiencia nueva para mi pero me sentí muy cómoda y conforme con las actividades gracias a María y a las chicas. Siempre muy buena onda. Ahora que lo pienso, me hubiera gustado que durara aunque sea unas semanas más. Si tuviera que elegir una de las actividades o ejercicios que hicimos diría que el de sostener la mirada fue el más interesante y difícil para mí. Buen cierre! Gracias!”
Emiliana (17 años, Colegio Santa Isabel)

“El curso me pareció divertido, original y que buscaba de una manera artística, diferente, que nos descontracturemos y nos abramos a mirarnos bien adentro, generando el espacio, con la comodidad que dan, no sentí que me haya dado más decisión sobre lo que quiero o no quiero, pero sí me hizo ver que es un camino justamente en el que no hay que apurarse en llegar así que me dejó abierta al tiempo que me tome a mi llegar a eso, se me hizo muy corto. Así que nada, me gustó mucho, gracias por el espacio.”
Mía (17 años, Colegio Bede´s Grammar)

“La experiencia fue bastante llevadera, me gustó que haya actividades prácticas, que son cosas que nunca hago, y por el otro lado no tanto algunos cuestionarios que eran bastantes largos. No fue lo que me imaginé que sería, lo cual está bueno porque superó un poco mis expectativas.”
Félix (19 años, Colegio Instituto General San Martín)

“Me gustó mucho este taller, realmente. Me pareció realmente muy completo, porque abarcaba desde los test tradicionales y más comunes, hasta actividades que no se me hubieran ocurrido y que servían para que las coordinadoras puedan conocernos más a fondo e incluso saber cosas de nosotros que ni nosotros mismos sabemos. Me gustó porque me ayudó a ver realmente adentro, en las capas más profundas de la mente, a las cuales uno no accede todos los días.”
Félix (19 años, Colegio Juan Pedro Esnaola)

“Hay mucha buena onda, hay buenas vibras, ambiente cómodo, me siento mucho más cerca de lo que estaba al principio con respecto a las carreras universitarias. Me gustó la actividad de los diarios. No me gustó que hubiera muchos dibujos, que personalmente no creo que los míos tengan un mensaje muy profundo detrás. Y el horario, podría ser más temprano, me corta el día y se me acumula tarea y estudio.”
Celina (Colegio San Andrés)

“Me gustó que sea mucho más que simplemente un curso vocacional, me gustó que cada encuentro tenía cosas diferentes y por lo general entretenidas. Sentí yo también que cuando se empieza a crear un ambiente más cómodo se corta. Quizás estaría bueno que para futuros grupos que traten de hacerlo más largo, onda 3-4 meses. No sé hasta que punto se puede estirar tanto, pero creo que estaría bueno… Y nada, muchas gracias por su tiempo, disfruté mucho estos dos últimos meses ahí.”
Nicolás (19 años, Colegio San Andrés)

“Fue muy interesante todo lo relacionado a la psicología del curso. Muy buena onda todos y todas, divertido, en cuanto al autoconocimiento, no siento que hice un progreso. El curso fue muy bueno e interesante pero tenía expectativas más altas/culpa de mi mamá que me llenó de expectativas.”
Jerónimo (16 años, Colegio Perito Moreno)

“El curso me encantó. Nunca pensé que actividades como éstas (por más que tengan un propósito) podrían generar un cambio en alguien. Al principio me sentía muy triste y sola pero ahora mucho más acompañada y comprendida. También me encantaron algunos ejercicios, particularmente. Aprendí mucho. No tengo mucho más que decir porque me cuesta explicar la sensación. Es linda, es como cuando estás acompañado por gente que uno quiere. Me siento mucho mejor y siento que interiormente aprendí muchas cosas y me predispuse a aprender muchas nuevas además. Las quiero.”
Camila (17 años, I.V.A.)

“Me pareció excelente y la calidad de personas que lo dan como los que asisten también. Las reuniones me encantaron y disfrute de todas las que hicimos. Me reí mucho en varias ocasiones y creo que en ningún momento la pasé mal o me sentí frustrada. El hecho de que sea tan abierto en la forma de pensar me gustó muchísimo y que fuera diferente a otros “TEST” vocacionales (a los que fueron mis amigas) también. Me quedo con la idea y el concepto de que a acá no vine a hacer una simple prueba psicológica o de personalidad que me determine, sino a conocerme a mí misma y encontrar las cosas que disfruto y me gustan hacer. Yo no quería asistir a los “TEST” porque pensaba que eran muy cerrados y estructurados y la desestructura de éste es lo que me hizo aceptar venír acá. Me motivó a seguir pensando de la forma abierta y libre en la que pienso y siempre hacer lo que me gusta (si hay posibilidades). Me ayudó a vivir más el presente y a pensar menos.”
Clara (16 años, Colegio Todos los Santos)

“Increíble, divertido, entretenido, acogedor, interesante, me dejo enseñanzas, aprendizaje, integración, experiencia inolvidable, alucinante.”
Emiliano (17 años, Colegio Carlos Pellegrini)

“Me gustó. Es un lugar donde pensé mucho en mí y de lo que voy o puedo hacer, lo que en el día no pienso mucho. Empecé a pensar menos en el pasado y más en el futuro. ”
Andres (18 años, Colegio San Isidro Labrador)

“Nunca imaginé que me iba a ayudar tanto conmigo mismo, solo pensé que a través de las actividades me recomendarían algunas carreras a seguir y ya, pero nunca imaginé que me ayudaría a ver como en realidad soy, fue una experiencia muy linda, me llevo buenas cosas. ¡Gracias!”
Diego

“Este proyecto me ayudó no solo poder ver más claramente mis aptitudes para ciertas carreras, sino que también me sirvió para darme cuenta de algunas cosas sobre mí mismo, como persona. Lo recomiendo”.
Jerónimo

“Camino Vocacional fue para mí una experiencia muy enriquecedora que me ayudó muchísimo para conocerme a mí misma, y a su vez me dotó de toda una nueva mirada acerca de la vocación, desde varios puntos de vista”.
Lucila

“La verdad es que no le tenía nada de fe. El primer día me negaba a ir y mi mamá me tuvo que arrastrar hasta el lugar, básicamente. Estábamos todos un poco tensos al principio pero a medida que iban pasando los encuentros todos se iban soltando más y se terminó armando un grupo re copado. Es interesante que el taller haya sido en gran parte grupal porque tenés la chance de interactuar con otros que están pasando por lo mismo que uno y además las actividades en conjunto que se hacen son muy divertidas. A mí la experiencia me sirvió bastante; pude mirar las cosas desde un lado más reflexivo y así se me abrieron un par de puertas que me permitieron ir conociéndome más a mí misma, no solo para elegir una carrera, sino para la vida misma”.
Helena

“A mí, Camino Vocacional me dio una perspectiva mayor sobre el campo de las carreras universitarias/terciarias. Me ayudó a establecer lo que realmente era una profesión y me abrió la cabeza en ciertos aspectos de la vida. Me ayudó a terminar de definir mi decisión y a darme cuenta de que en la vida uno se puede equivocar y cambiar de rumbo, y que esto no significa una pérdida de tiempo sino una demostración de darse cuenta de lo que a uno realmente le gusta”.
Felipe

“Al principio, cuando comenzó, no me sentía muy dispuesta a que me psicoanalizaran (no me gusta la idea de otros analizándome), pero a medida que fueron pasando los encuentros, me olvidé de este hecho y comencé simplemente a divertirme. No sé cómo serán otros cursos vocacionales, pero dudo que se parezcan a éste. Pero no solo fue divertido, sino que me sirvió para conocerme un poco más a mí misma”.
Lucía

“Al principio no tenía muchas ganas de empezar porque pensé que tenía mis ideas claras sobre mi orientación y que con el tiempo iba a madurar junto con mis decisiones, no estaba muy preocupada (o sí, no me acuerdo), solo por momentos donde estaba angustiada y la incertidumbre me abrumaba, como nos pasa a todos. Pero a pesar de todo acepté la recomendación de mi mamá y a lo largo de los encuentros y a través de actividades simples y divertidas conocí un grupo de chicos muy copado de distintas edades y lo tomé como un tiempo de recreación y libertad donde nadie esperaba nada de mí, sólo interactuar y actuar espontáneamente. Y así asistí semanalmente y tranquilamente. Pero lo que me pareció más importante fue la devolución de María y Alberto. Ellos no me dijeron que carrera tomar, no me dieron un camino, sino ciertas herramientas clave para seguirlo. Describieron con palabras muchos aspectos de mi persona, que siempre es difícil expresar, hablaron de lo que yo sería capaz y me mostraron aspectos míos para llegar a desarrollar al máximo esas capacidades. A todo esto no hablando de una profesión sino de una vocación, es decir, algo espiritual. En fin, la devolución que me hicieron ordenó mi cabeza, muchas cosas de mi personalidad que tenía en mente me lo plantearon, explicaron y lo más importante de todo es que me dieron cierta seguridad y se comprometieron a ayudarme en lo que necesitara”.
María

“Mi experiencia en Camino Vocacional fue ante todo muy gratificante y al punto. Me sirvió mucho y lo disfruté, ya que pude ver para que lado iba mi vocación y para conocerme más en ciertos aspectos. La experiencia en sí me abrió la cabeza a diferentes carreras que nunca hubiese pensado y me hizo definirme en mi elección de una. Es por esto que lo recomiendo”.
Martina

El DecidirsePróximo EncuentroExperiencia+ Información